jueves, 30 de julio de 2009

NUEVO DESTINO

Me marcho mañana,
muy lejos será mi destino,
donde se esconda la luna oscura
que marcó mis noches de frío.

Mis pasos errantes
tendrán por delante el camino
que recorre quien camina
buscando un nuevo sino.

Un nuevo estado del alma;
este cuerpo pronto sanará
todas sus heridas por si mismo
bajo un nuevo sol amanecido.

Bajo nuevas estrellas
se remontarán mis sueños peregrinos;
seré nuevo, no ya el mismo de antes,
quien no supo quererte,

quien te ha perdido.

No hay comentarios: