sábado, 25 de julio de 2009

DE NUEVO

Que se congele mi cuerpo
con este frío que arrecia,
mi alma ya está helada
y es por tu ausencia.

Que no salga el sol
con sus rayos de vida,
mis días ya están acabados
si no tengo tu compañía.

Quisiera ser una estatua,
siempre igual, que no piensa;
no sufre por nada, no se lamenta
por lo que hizo a ciegas.

Quisiera ser esa quimera
que recorre los caminos
de la fantasía sin penas,
sin mirar atrás, al vacío.

Dejar de lado este hastío,
en el terrible frío del olvido,
renacer a esta vida en enero,
cuando las flores hayan muerto

cuando todo comience de nuevo.

2 comentarios:

Ricky dijo...

Muy bueno Martín, me encanta como has logrado dibujar los sentimientos a través de las palabras, permitime que me quede con esta estrofa:
"Quisiera ser esa quimera
que recorre los caminos
de la fantasía sin penas,
sin mirar atrás, al vacío."

Martín_Espinoza dijo...

Gracias Ricardo por pasar.

Quisiera mejorar mi poesía para poder expresar mejor muchas ideas.