jueves, 9 de julio de 2009

SI AMARA UNA IMAGEN

Si amara una imagen,
un remedo de alguien, un personaje,
sería la sombra infame de quien se hunde
ante una verdad que siempre se evade.

Una parodia de amor encontraría
y al doblar en cualquier esquina
las penumbras eternamente frías
del dolor me envolverían.

Sería una persona vacía, sin alma,
una marioneta que los albures de la vida
moverían a su antojo hasta cansarse
y dejarla tirada cuando ya todo pase.

Un poeta cuyos versos serían mentiras,
fantasías de un loco que delira
con su cariño por una apariencia
que al querer abrazarla se quiebra.

Si amara una imagen,
un ser que se esconde tras su traje,
sería acaso la desdicha el destino
cruel de no querer a nadie.

De darse cuenta, muy tarde, que todo
lo que se ha hecho y dicho nada vale,
que las sonrisas y las lágrimas
son apenas la ficción de una novela

con oscuros personajes.

No hay comentarios: