sábado, 11 de julio de 2009

TERESA (*)

En tu vida veo lo mejor de este mundo

este mundo absurdo que nos rodea,
este mundo nada profundo que se quiebra
ante la verdad imperecedera de tus ojos.

Porque fuiste capaz de romper con los despojos
que ataban a más de uno, liberaste almas,
sacrificándote por ellas, fuiste guía,
estrella.

Fuiste ejemplo para todos porque tu ofrenda
han sido tus actos, destrozando cadenas,
las peores que conoce el ser humano: hambre,
fatal indiferencia.

Sonreías a quienes nadie sonría, abrazabas
a quienes nadie quería, no llorabas, obrabas,
rezabas por ellos no sólo con palabras si no
siendo reflejo.

Imagen del único que nos ama, quien dio su vida
por todos y cada uno de nosotros, muriendo
a cada momento, todos los días, en un memorial
que nos hará eternos.

Fuiste ángel, fuiste alivio y ahora motivo
de Vida que se consagra en quienes te siguen,
en quienes continúan tu lucha tan ardua,
fuiste madre, eres santa.


* (Poema del año 2005 dedicado a la Madre Teresa)

2 comentarios:

loquedicelaluna dijo...

Viste? cuanto se puede hacer desde el dolor.... eso mismo (justo yo) te venìs diciendo.
El dolor si no mata, despierta.

Martín_Espinoza dijo...

El dolo marca, nos hace como somos pero no debemos dejarnos ganar por el dolor. No debemos causar dolor a quienes decimos querer.