miércoles, 2 de abril de 2008

EN LAS TINIEBLAS

La noche es blanda
y es herida suavemente
por la luz de las estrellas.

La luna lentamente escapa
hacia un lejano horizonte
de distancia perpetua.

Las aves no cantan,
duermen en sus ramas
como si el viento las venciera.

Como si de repente
el universo guardara
en sus abismos un secreto.

Un misterio que flota
como la magia en el aire
que acaricia y se marcha.

No hay flores que aromen
el espacio vacío que resta
entre las cosas y tu ausencia.

Ni palabras, ni secuelas
de una historia hermosa
perdida en las tinieblas.

No hay comentarios: