jueves, 3 de abril de 2008

LO DEMÁS NO CUENTA

Un corazón tiene la fuerza
que le da su calidad buena
de latir con entereza
ante los vientos que arrecian.

Sin importar si sangra
un poco más de la cuenta;
el amor está hecho de lágrimas
pero tiene una magia eterna.

Más allá de las estrellas
de una noche cualquiera
existe una luz que perdura
y cada vez tiene más fuerza.

Es la esperanza que lucha
tenazmente contra la tristeza,
las amargas desilusiones
que marcan nuestra existencia.

No hay mayor belleza que una flor,
quizás austera, aromando los recuerdos
de cosas que quedaron muy lejos
en tiempos que no regresan.

Un poema... una palabra,
una mirada que caló hasta el alma
con una sensación de felicidad
que quiebra la soledad más perversa.

Aunque luego quedemos solos
en esta vida hecha de ausencias,
en este universo donde transitan
los peregrinos y los poetas.

Los locos y los bohemios
conocen la verdad secreta:
nada importa más en este mundo
que el amor, aunque duela.

Lo demás es pasajero,
lo demás no sirve de nada
porque nos vacía el alma
y mata nuestra inocencia.

Lo demás es mentira
de vendedores de idolatrías
e infames sonrisas huecas
que son cuencos inútiles

donde nada se deja.

No hay comentarios: