martes, 15 de abril de 2008

UN SOL Y UN CIELO

Quizás esté vacío
como el espacio infinito;
no haya flores de ensueño
en los jardines de mis deseos.

Ni poemas hermosos
que narren acontecimientos
de amores llenos de dicha,
magia, caricias y besos.

Pero encontré una luz
en los ojos aquellos
que por imposible y lejana
no deja de ser digna.

No deja de ser el camino
que siguen mis anhelos;
si una vez soñé con ella
y sonreí un momento.

Una vez desperté y el día
tenía un sol y un cielo,
los pájaros alegres cantaban
canciones que no recuerdo.

No hay comentarios: