viernes, 25 de abril de 2008

MENTA Y ROSAS

Festeja la belleza
que te ilumina el alma.

Tu mirada es una espada
que corta la noche fría.

Y las mañanas contigo
tienen la frescura del alba.

Los días son una delicia
de menta fresca y rosas.

Un beso de tu boca
y el aroma de tu piel amada.

Tus cabellos en mis manos
son como una suave cascada.

Que termina en tu espalda,
remanso de mis manos enamoradas.

Nada es como era antes,
un mundo inerte y sin nada.

Conocerte fue quererte,
llenarme de la luz de tu mirada.

No hay comentarios: