jueves, 3 de abril de 2008

HASTA TU CASA

No esperes que te diga
lo que te dicen siempre:
que eres hermosa, un hada
que flota entre rosas.

Un sueño que se toca
con un suspiro de esperanza
y que te hace dios un instante
rozar tus manos blancas.

Que mirar tus ojos profundos
es ver todo un hermoso mundo
y sentirse parte de tu alma
que ilumina siempre ufana.

Que las noches son breves
si contigo abrazado se pasan,
que la luna muere de envidia
reflejada en tu mirada.

Podría decirte, quizás,
que no existe una cifra
para decirte lo que podrían
contarte mil gorriones al alba.

Que mis palabras son cortitas
y nunca alcanzan sus letras
para dar a conocer lo que significa
morir cuando me faltas.

Que existe un cielo y una tierra
en este universo y es aquella
pequeña ilusión que alienta
mis pasos hasta tu casa.

No hay comentarios: