jueves, 10 de abril de 2008

POR ESO

Sigues de aquel lado, de lo imposible.
Eras aquella que siempre quise
pero que nunca conocí como era.

La misma, cuya sonrisa me daba vida
y hoy descubro que fue mentira
aquella felicidad, aquella risa.

Aquellos abrazos que tanto sentía
estaban vacíos como tu mirada tan linda
con la que soñaba noche y día.

Esos ojos grandes donde dormía
donde estaba la razón de mi existencia,
eran cuencos vacíos que no veían.

Profundos abismos donde caía
lentamente, sin saberlo, hasta el momento
de tu siempre triste partida.

Ahora... con el tiempo de mi lado,
descubro que te quise más que algo,
yo diría, como un loco, demasiado.

Pero nunca supe darme cuenta,
atrapado en mis viejos temores,
que estabas conmigo, apenas.

Que no fuiste nunca tú, aquella,
la que pensé conocer como mi mano,
la que intenté querer y no era.

La que amé sin pretenderlo,
la que me quitaba el sueño, el aliento,
era un fantasma perverso.

Un estado de ánimo y lo lamento,
no haber podido, siendo yo mismo,
que me quieras por eso.

2 comentarios:

Matías dijo...

Che que buen poema... soy el unico en comentar.... q feeeoooooo!!!
T felicito Tincho, segui asi, pero publicita mas que la gente se esta perdiendo de algo groso.
Abrazos amigo, te felicito!

Martín_Espinoza dijo...

Gracias Matu!!